Con la tecnología de Blogger.

EROS Y PSIQUE: una historia de amor

by - 18:28



¡Buenas tardes de domingo! Hoy vengo a hablaros de la que es una de mis esculturas favoritas de siempre. 
Eros y Psique.





He tenido la suerte de poder verla en vivo y poder disfrutarla regodeándome en cada uno de sus detalles, y hoy quiero compartirla con vosotr@s. Y no sólo eso, si no, hablar un poco del mito que se esconde detrás de ella para conocerla mejor.




Según la historia, Psique era la menor de tres hermanas.
Afrodita, que estaba celosa de su belleza, envió a su hijo Eros para que le lanzara una flecha y así conseguir que ella se enamorara del  hombre más horrible y terrible con el que se cruzara. Sin embargo, Eros se enamoró de ella y lanzó su flecha al mar.
Cuando Psique se quedó dormida se la llevó volando hasta su palacio.
Para evitar la ira de su madre, Eros se presentaba siempre de noche, cuando había oscuridad, y prohíbe a Psique que quiera investigar nada al respecto de quién es él.U na noche, Psique le contó a Eros que echaba de menos a sus hermanas y que deseaba verlas. Eros aceptó, pero también le advirtió que sus hermanas harían lo posible por destruir su felicidad. A la mañana siguiente, Psique estuvo con sus hermanas, que le preguntaron, envidiosas, quién era su maravilloso amante.


Psique, incapaz de explicarles cómo era su marido, pues siempre se "veían" de noche y en la mas plena oscuridad, dudó y les contó que era un joven que estaba de caza, pero acabó confesando la verdad: que ella no sabía quién era. Así, las hermanas de Psique la convencieron para que en mitad de la noche encendiera una luz y observara a su amante, indicándole que sólo un monstruo querría ocultarse de su verdadera apariencia. 
Psique les hizo caso y encendió una lámpara para ver a su amante. Una gota de aceite hirviendo de la lámpara, cae sobre la cara de Eros, que permanecía dormido, y hace que despierte. En ese momento, Eros decepcionado, decide abadonarla.


Psique llegó hasta el inframundo buscando a Eros, y una vez allí,  decidió abrir un cofre y tomar un poco de la belleza para sí misma, pensando que si hacia esto, Eros le amaría con toda seguridad. Pero, para su sorpresa ,del interior brotó un «sueño estigio», que era un vapor narcótico que sumía en la amnesia a los muertos cuando llegaban al Hades o Inframundo.


Eros, que la había perdonado y seguido en secreto por su aventura, voló hasta su cuerpo y limpió con un beso el sueño que se había depositado en sus ojos, suplicando entonces a Zeus y a Afrodita , que le dieran su permiso para casarse con Psique. Estos accedieron, y Zeus hizo inmortal a Psique. 

Y es este beso el que fue plasmado por el escultor con exquisitos resultados, y que a día de hoy podemos disfrutar visitando el Museo del Louvre en París.

La escultura fue elaborada en 1787, pero no fue terminada hasta 1793 por el considerado el mejor escultor neoclásico, Antonio Cánova.

Es una de las seis versiones de la leyenda de Eros Y Psique, inmortalizada por Apuleyo en su Metamorfosis (El Asno de Oro).


El artista representa a Psique tumbada sobre su lado derecho, y la joven gira hacia atrás hacia su amante, el dios Eros, el cual rodea su cuerpo  para besarla, mientras que sostiene su cabeza con un brazo, a la vez que ella rodea el cuello de él con sus manos. Es una representación del momento previo al beso con el que Eros despertaría a Psique.



Los cuerpos componen un grupo de dos diagonales que a su vez forman una “X” formada por las alas de Eros, su pierna derecha y el cuerpo de psique, encontrándose el centro de la composición en el breve espacio que separa las dos bocas que están a punto de unirse en un apasionado beso. 



El artista representa a Psique recostada sobre su cadera derecha, la joven se vuelve hacia atrás hacia su amado, el dios Eros, que se aproxima para besarla y rodea su cuerpo con un brazo mientras que con el otro sostiene su cabeza a la vez que ella rodea el cuello de él con sus manos. Ambos amantes se encuentran en el momento justo y tenso que precede al beso.

Si te quedas frente a ella, mirándola lo suficiente, es posible que sientas como el mundo se ha parado en ese momento previo al beso. Puedes sentir el palpitar de sus corazones de piedra y el aleteo impaciente de las alas de Eros. Es una representación del amor, de la pasión de dos seres inicialmente "incompatibles". El momento eternizado de la representación más básica del amor, un momento que parece salir a la vida mientras tú estás de pie frente a él sin poder dejar de mirar.




Espero que disfrutéis de esta obra igual o más de lo que lo hago yo. 

¿Cuáles son vuestras obras favoritas?

¿Habéis tenido la oportunidad de ver esta obra en el Louvre?

Os leo con las alas extendidas...


You May Also Like

0 comentarios